MATAR AL PADRE

Hay una generación de periodistas que debe morir simbólicamente. Ellos, los que se aprovechan de su estatus televisivo para evadir responsabilidad por sus acciones. 

En palabras del justificador del psicodrama, Gustavo Cordera, ‘en tiempos dónde hay sensibilidad con el tema violación’, Dante Palma fue denunciado en abril y eximido en agosto de su cargo por abuso de autoridad y ejercer violencia de género por la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. El Consejo Directivo de la Facultad resolvió que Palma será reemplazado en la materia mientras continúa su proceso en la Universidad Nacional de San Martín -dónde se doctoró- por denuncias que lo acusaron por una situación similar.

Dante Palma también fue panelista de 6-7-8, hasta el final de su contrato en diciembre del año pasado con el cambio de gobierno. El programa producido por PPT, la empresa de Diego Gvirtz que vendió el año pasado a Índalo, sumó a Palma en enero de 2012 al igual que Cynthia García. Los integrantes de 6,7, Rocho (just kidding) se desperdigaron luego de la asunción de Mauricio Macri a la presidencia del país. 

En febrero de este año, Julieta Gauto, hizo pública su denuncia por los maltratos psicológicos y emocionales que sufrió durante su relación de un año con Palma. De su descargo de Facebook, uno de los pasajes quizá menos relevantes pero más esclarecedora del modus operandi  de la violencia sufrida:

[Me sentía muy estresada por las constantes críticas que me hacía, exhausta por sus comentarios machistas. Por ejemplo, me repetía siempre que yo “tenía que ser lo más femenina posible para mantener el erotismo en la pareja”. Si veíamos a una chica que se reía fuerte, que gritaba al hablar, que caminaba de manera “machona”, con sobrepeso o que escupía en la calle, enseguida me miraba y me decía “nunca seas ni te comportes así, es causal de divorcio, si hicieras eso no se me para la pija nunca más”.], de la publicación con permiso público de su muro de Facebook. (la negrita es nuestra)

Julieta tiene 22. Yo era dos años más chica cuando mi novio del momento me dijo que para  que solucionemos los problemas de la pareja, yo tenía que dejar de decir tanto concha y lavarme más las manos. Gracias al cielo ya había empezado la facultad y nuestros intereses se alejaron tanto que cortamos un mes después. ¡un saludo!

To add insult to injury, Palma está intentando promover su propia narrativa acerca de lo sucedido a través de cartas abiertas cómo Hostigamiento personal y persecución política, del 18 de agosto. Además de confirmar lo que acabo de escribir (sugerirle a mi pareja que se depile y que no eructe), califica de redactores de portales de tercera línea que no podrían aprobar un examen de lectocomprensión a la cobertura mediática, culpa a los medios hegemómicos y agrupaciones de ultraizquierda por la persecución, sin notar, probablemente, que La Cámpora había votado a favor de la suspensión.

Lamentablemente, por lo que sigue ¿representando? para el kirchnerista emocional el comunicador de un proyecto que perdió la batalla cultural, el silencio de toda su crew aturde. Ni políticos ni comunicadores k (excepto la Paco Urondo, y Palma pidió derecho de réplica cómo si siguiera en la tele) se hicieron eco de la denuncia de Gauto. Y eso realmente es algo que la intención de crear una mayoría nueva no debería permitir.

No debería haber lugar en cualquier proyecto que se proclame nacional y popular para la violencia de género ni mucho menos para no denunciarla a viva voz. Todo lo que Julieta narra en su descargo -y lo que Dante retoma después para hacerla quedar cómo la loca- son las violencias cotidianas de una relación enferma y tóxica con un machista. Ahora, la denuncia cuesta más cuando es una personas públicas, pero también cuando ese machismo está cubierto con una mezcla letal de moralina + psicopateo, como es el caso de una amiga que sufrió innumerables puteadas noche tras noche vía mensaje de texto de su ex pareja, un dirigente político.

Iniciativas cómo Ya no nos callamos más y Basta de abusadores y violadores en el rock se conformaron para denunciar la misoginia, la violencia y el abuso en todos los ámbitos de la sociedad argentina. Violencia es mentir y si no tenemos periodistas y comunicadores preparados para denunciar las múltiples caras de la violencia de género, debemos matarlos  (Freud, que nadie piense que es una amenaza) para superarlos. Al igual que los Lanata, los Leuco, los Bonelli, deben morir los Dante Palma y las Cynthia García de la comunicación para superar la grieta periodística y poder informar con honestidad intelectual.


Línea 144: violencia de género 

se entiende por violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal, ley 26.485.

 

One reply to “MATAR AL PADRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star