SE ESTÁ CAYENDO

Yo sé que no se estila generalizar en el periodismo feminista pero creo fervientemente que no hay lugar más hipócrita que el Partido de San Isidro de la gloriosa provincia de Buenos Aires.

Conviven el Obispado de San Isidro (ubicada al norte de Buenos Aires, la Diócesis comprende 4 partidos de la Provincia y 3 secciones de las Islas del Delta)  y Miss San Isidro, concurso de belleza pre puber y demasiado glam, gorda. O sea, curas que aleccionan a los alrededores y chicas que van a misa y estándares de belleza impulsados por el municipio cómo pesar menos de x peso para poder subirse a la pasarela, todo esto condimentado por la presencia ubicua de algún Posse, no importa quién ni cuál, sea Melchor o Gustavo o su nena Macarena que está entrenando para el puesto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero pareciera que las pibas vienen menos pelotudas que nosotras, sobre todo si tomamos en cuenta que al Pañuelazo organizado por la Campaña (¡el primero!) estuvo repleto de pibas de los colegios católicos de la zona que con amor y alegría luchan por nuestros derechos. Esas pibas, de todas maneras, están menos influenciables porque existen generaciones enteras de mujeres que han puesto el cuerpo para luchar por sus derechos, sea saber dónde están sus hijxs y nietxs o para el matrimonio igualitario, la identidad de género. Desde que existe la regional Zona Norte de la Campaña en el 2014, se había organizado mesas informativas con micrófono abierto pero nunca había habido tanta participación ciudadana en una actividad en el distrito.

Estamos en la recta final del sueño de muchas, muchas mujeres. Y los anti-derechos lo saben. Se sacan fotos con la bandera argentina es un burdo intento de equiparar su moralidad con la matria. Se organizan en esquinas transitadas de la Ciudad de Buenos Aires con rosarios en sus manos y gráfica que da miedo. Plantaron una bandera amenazante en frente del Congreso. Pero la ley está saliendo, la estamos pariendo nosotras y se está cayendo el patriarcado.

Y si no me creen, pensemos que en mi partido, dónde viví toda mi vida bajo la opresión de lo-que-estaba-bien, en los colegios parroquiales en los cuales se invitan a jueces para dar “información” sobre una práctica que la Municipalidad deriva a otros partidos, barriendola bajo la alfombra. Pero las pibas se plantan ante un juez que comenta “lo paradójico que sería que con la nueva ley una piba no pueda comprar alcohol pero sí abortar. De la injusticia de que los varones no tengan lugar en la ley, porque si un matrimonio vende un auto tienen que opinar los dos, porque es un bien ganancial”,y piden la palabra:

-Sr. Juez, ¿no es un poco hipócrita que nos vengan a hablar hoy del aborto cuando nunca tuvimos ni una charla de educación sexual? Porque eso también es una ley.
¿Y para eso no existe pena?”

 

 

 

 

One reply to “SE ESTÁ CAYENDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star