CRÓNICAS DE MUTILACIÓN FÁLICA

Cuando Feng Lung descubrió que su marido y el padre de sus cinco hijos, Fan Lung, le había escrito un mail picante a su amante, agarró una tijera y le cortó la pija. Cuan afilada estaba la tijera y su tamaño se desconocen.

Lung fue al hospital y el equipo de cirujanos logró coserle el pene de vuelta. Pero el enojo no se le había pasado a Feng, que se escabulló dentro de la habitación del hospital donde se estaba quedado su marido y volvió a cortarle la verga. Y esta vez, se lo tiró por la ventana.

10929066_766865076733852_5024662641816103767_n
Fan Lung no recibió el meme.
vía Facebook.

Un representante del sanatorio declaró: “Nos enteramos de lo sucedido cuando alguien se acercó a la recepción para decirnos que había un hombre desnudo le estaba pegando a una mujer afuera del edificio. El personal corrió afuera para ver lo que sucedía y encontraron al paciente sangrando por la pierna. El hombre la paró de agredir, la llevamos adentro para tratarla y ahí descubrimos que le había vuelto a amputar el pene.”

Policía y personal médico revisaron la parte de afuera del hospital con cuidado en busca de la verga perdida, pero no pudieron hallarlo. Creen que quizá se lo llevó un perro o gato callejero.

El amante de Leng fue a visitarlo al hospital y dijo que se casaría con él en cuánto pudiera. “No importa que haya perdido su fertilidad, ya tiene cinco hijos” declaró la enamorada.

La amputación peneana tiene genealogía por fuera de China. El caso de los Bobbit de 1993 es uno de los más conocidos porque pasó en Estados Unidos y por sus consecuencias inesperadas. Una noche de junio, Lorena Bobbit le cortó la pija al marido John con un cuchillo mientras dormía en represalia de una supuesta violación (Él negó la acusación y dice que fue porque ella se enteró de una infidelidad). Después del ataque, se subió a su auto, manejó por un ratito y lo tiró por la ventana en un descampado. En algún momento recapacitó y llamó al 911. Lo operaron a John y pasó a hacer pornografía, ayudado por su fama momentánea.

Desde 1973 a 1989 en Tailandia se reportaron 100 casos de mujeres amputándoles el pene a sus maridos. El motivo detrás de tanta sangre fue una combinación de adulterio + efecto “contagio” entre las esposas de este país. La mayoría de las mujeres no fueron denunciadas ante la justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star