COMADRES ARRIBA, COMPADRES ABAJO

¿Cena romántica con el/la novio/a? ¿O volarte la cabeza en el desentierro del diablo del carnaval?

A saber: la alegría no es sólo gualeguaychueña. El carnaval, la antigua celebración cuasi romana de desenfado y locuras, se puede vivir como cuatro días en el que el mundo está al revés y vale todo. Y el puntapié inicial de toda esta demencia es el jueves de Comadres en el Norte Argentino y Bolivia. Tuve el lujo de vivir esta fiesta el jueves 12 de febrero en Tilcara, provincia de Jujuy.

La idea de esta festividad es fortalecer lazos entre mujeres y volarse la peluca comadreando. Pese a ser un día laboral, los puestos del Mercado Municipal del pueblo cierran alrededor del mediodía para el almuerzo de comienzo del día de las Comadres. Imprescindible la ramita de albahaca atrás de la oreja y la remera identificadora. Nadie está a salvo del talco, nieve artificial o fernetazo en la cara.

Eugenia Avendaño, ama de casa, explica: “Una necesita salir de la casa, es una higiene mental, se divierte, porque a veces estamos histéricas en la casa y así nos desestresamos”. La docente Lilian Díaz amplía: “Tal vez me junte con mis hijas y algún grupo de amigas para comer. Ellas dicen que no saben que pasará después, yo ya soy grande así ya veré, capaz que no las acompañe”.

En Tilcara los festejos se concentraban en el Club Atético Terry desde las 14 horas en adelante. Un tinglado con dos oficiales de la Policía Jujeña en la puerta, turistas bailando en la cancha de básquet y dos mesas largas cubiertas de cartones de vino Toro que casi auspicia todo viaje al NOA. Una banda completa animaba el baile y los dos cantantes – de remera rosas flúo ambos – pedían que se muestren las solteras. “Comadres arriba, compadres abajo” mechaban de vez en cuando, además del xenófobo “él que no salta es boliviano”.

En la plaza del pueblo, un gorro casi sin rostros pedía que el carnaval no lo soltara hasta el 2016. Bombos, trompetas y trombones anticiparon la llegada de otro grupo de comadres. Los turistas nos prendemos en todas partes y la estela de las comadres no fue excepción para ir bailando por la puerta de un edificio en construcción. Se prendieron las luces y otra banda apareció en altura con tremendos equipos de sonido atrás. Una vez más, la pregunta. ¿Dónde están las solteras?

Mientras en otras partes del mundo hay mujeres que se suicidan porque cumplen 30 sin casarse, se hacen sentir mal por San Valentín o salen películas de mommy porn berretas, en el Altiplano hay al menos un día donde las comadres mandan. Y ese día es muy importante solamente porque la historia suele silenciar los acontecimientos que protagonizamos.

One reply to “COMADRES ARRIBA, COMPADRES ABAJO

  1. Gracias!!!! me encantó tu crónica de esta fiesta. Desconocía que existiera un acontecimiento para que las mujeres la divertamos , porque el día de la mundial de la mujer se parece demasiado al día del Refugiado o esos festejos que son cartón pintado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star