¿QUÉ PODEMOS HACER PARA QUE NOS DEJEN DE MATAR?

El motivo del título de esta entrada no es afán de culpar víctimas sino la necesidad de tener una conversación profunda y sincera acerca de cómo lograr que esto pueda dejar de pasar.

Desde la quema de brujas al hallazgo del cuerpo de Daiana en la basura (todo tan poco metaforizado), la historia de la humanidad -de los hombres, ¿ven acá un patrón?- se ha visto caracterizado por la creencia de que las mujeres son inferiores a los hombres, de pensamientos más irracionales, que son guiadas por sus emociones y que básicamente , son propiedad de los hombres con los que tienen alguna relación.

Quizá se nos haga difícil pensar en estos términos porque vivimos en la Argentina y no en Arabia Saudita y porque seis mujeres han llegado a la Presidencia o a ser Primera Ministra en las Américas en los últimos períodos presidenciales, pero basta medir la violencia y los insultos que son dirigidas hace CFK, la “Yegua”, a Dilma y a Michelle por “tortilleras” y a cualquier mujer que salga de su casa para participar activamente de la política.

FEMICIDIOS EN EL MUNDO

Lo que primero surge del googleo es lo atrasados que estamos en crear estadísticas de este tipo a mundial y a nivel país, ya que no suelen haber cifras recolectadas por organismos gubernamentales. De todas maneras, es la causa de muerte más común en los Estados Unidos entre mujeres de 19 años a 24 años y en Israel, Sudáfrica, Australia y Canadá, de 40% a 70% de las muertes violentas de mujeres fueron causadas por un compañero íntimo, según la Organización Mundial de la Salud. Otros tipos de femicidio son los llamados muertes de honor cuando tu propia familia te mata por haberles causada deshonor, que puede ser desde divorciarte de un esposo abusivo, no entrar en un matrimonio arreglado o que te violen. Estos asesinatos no son específicos a ninguna religión en particular. Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, se llevan a cabo al menos 5.000 de estos homicidios por año. Hoy en día se siguen abortando más fetos femeninos que masculinos, sobre todo en la India y China. De acuerdo con el mismo estudio, 60 millones de chicas en todo el mundo hubieran vivido si no fuera por selección de género e infanticidio.

FEMICIDIOS EN AMÉRICA LATINA

En América latina, como en el resto del mundo, no hay estadísticas concretas y actualizadas sobre el tema, pero si encontramos variedad de fuentes para contrastar. En Bolivia, de acuerdo al Centro de Información y Desarrollo de la Mujer, hubo 206 femicidios desde enero 2013 hasta noviembre 2014, pero sólo ocho sentencias. Honduras – uno de los países de la región con más violencia en general – es el país donde más asesinatos de mujeres se llevan a cabo, en 2013, fueron 636. En Uruguay, hay dos femicidios por mes y cada 9 días más o menos se intentó asesinar a una mujer.  En Chile, fueron 40 mujeres asesinadas en 2014 y en el presente año, van 9 muertes. En Brasil, hay estadísticas de un femicidio por hora – en 2012 hubo 4719 muertes por violencia. En Perú, en 2014 hubo 90 homicidios de mujeres de 15 años y más. En Paraguay, hay 2 muertes por mes. En Ecuador, hubo 179 muertes violentas de mujeres el año pasado y la mitad fueron femicidios.  En Colombia, hubo 17 femicidios en 2013. En Argentina, Bolivia, Venezuela, Ecuador y Chile el femicidio está penado por ley, que generalmente es la primera recomendación que hace la ONU u organismos supranacionales por el estilo en estas situaciones. Es más, en la Argentina hace dos semanas ingresó en la Cámara de Diputados una iniciativa para tratar la emergencia por violencia de género. Lo cual da fe al dicho de que siempre se puede burocratizar más todo.

cruces_lomas_del_poleo
Cruces en Lomas del Poleo (Ciudad Juárez, México) en el lugar donde fueron encontrados 8 cuerpos de mujeres en 1996.
Por iose, vía WikiCommons.

¿AHORA QUÉ?

Tenemos legislación, tenemos mujeres bellas y fuertes gobernando, tenemos programas televisivos que sexualizan adolescentes, tenemos comunicadores que culpan a las víctimas por ser asesinadas, el intendente de El Bordo, Salta, Chicho Mazzone, acusado de corrupción de menores, una sociedad donde está implícitamente aceptado que uno le pueda gritar guarangadas a una mujer desde un auto, el colectivo o caminando, mucha vergüenza, una fiscal de género que hizo todo lo contrario y al menos una piba que se muere todos los días. ¿Qué tenemos que hacer? ¿Se podrá provocar la revolución cultural?

Las políticas públicas educativas son necesarias. Habría que armar material visual y audiovisual y mandar a todos los hombres del país a un taller de educación de género realista, literalmente generar la conversación. No estoy muy segura cómo se implementaría pero creo que en un año, ponele, podremos ver algunos avances. O distraerlos con fútbol, que es uno de los motivos por los que se cree que hubo menos femicidios en 2014.

RECURSOS:

La casa del Encuentro

Ministerio de Justicia – Atención a las víctimas de violencia sexual 

FUENTES: 

Stop violence against women 

UN Women

Comisión Económica para América Latina y el Caribe


La línea 144 recibe consultas 24 horas por día, los 365 días del año, gratuitamente.

One reply to “¿QUÉ PODEMOS HACER PARA QUE NOS DEJEN DE MATAR?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star