LOS ANALES DE LA SEXUALIDAD

Frente al ataque lisérgico de otroras vedettes, vaga fiebre se tomó entre nalgas defender la última frontera de los tabúes, reivindicar el placer anal y aconsejar con la humildad de la experiencia.

5. EL LUBRICANTE ES TU MEJOR AMIGO

También está claro que el ano no se lubrica de la misma manera que la vagina así que es menester darle humedad a la zona. No, saliva no cuenta. Tené en cuenta que la piel del ano es mucho menos gruesa y más propensa a lastimaduras y fisuras, así que si estás dando, sé cuidadosx.

4. PREVIA – PREVIA – PENETRACIÓN

Al igual que mandar pija por concha, el sexo anal tampoco es modo avión y toda la estimulación oral y manual posible va a relajar la persona que recibe y probablemente lograr más y mejores orgasmos.

3. LOCATION, LOCATION, LOCATION

Un consejo es empezar con posiciones que faciliten la penetración. Esto me van a decir que es obvio, pero es tan boludo como levantar la cola más que los hombros en cuatro o ponerte un almohadón debajo de la cintura si estás de espalda. Persona que recibe es la que manda.

2. SINCRONICIDAD

Si estás recibiendo, estimulación manual mientras sucede va a hacer toooooda la diferencia. También sincronizar respiración con penetración es una buena idea (entra – inspiro, saca – exhalo, como yoga pero más divertido).

1. ES EL GRAN IGUALADOR

Todxs podemos disfrutar del sexo anal. No es específico de una sexualidad ni identidad de género y si mal no aprendí en Biología de 3ero polimodal: todxs tenemos uno y dentro de él las mil terminaciones nerviosas que hacen que cagar sea tan placentero.

 

Obvio que si no querés coger por el culo, no lo tenés que hacer ni nadie te puede convencer de lo contrario. Si resulta insoportablemente doloroso, obviamente, ya fue. Lo importante de resaltar es que de ninguna manera es una práctica desviada (ay cuánta estigmatización puede un órgano soportar) ni contra-natura, ni vergonzoso, ni de sumisión (a menos que te quepa). Vergüenza es Macri y hasta su gobierno sacó un cuadernillo anal. Pero si te intriga o simplemente querés saber por qué hay tanto espamento al respecto, agarrá a tu chongo con confianza y mandale dedo vos. No puedo asegurar que no se te enamore.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star