LEYENDO EL LIBRO NEGRO DEL ODIO

¿Desinformación? ¿Fake news? ¿Humor? El libro de Agustín Laje y Nicolás Márquez es todo esto Y MÁS y lo leí (casi) todo para contarles.

En primer lugar, una confesión: me estaría dando miedo todo en este momento. Jair Bolsonaro acaba de ganar la presidencia en Brasil, Macri sigue gobernando Argentina, no solamente se perdió en el Senado la oportunidad histórica de aprobar la interrupción legal del embarazo sino que está en alza una movimiento anti-educación sexual y la “ideología de género” es el nuevo enemigo provocador de pánico moral en las familias bienpensantes. Pensamiento: no hay que subestimar a los intelectuales conservadores que circulan información intencionalmente engañosa cómo el tándem Laje&Marquez.

Todo el libro es un ejercicio en selección de información que podría ser cierta, con múltiples notas al pie larguísimas y datitos verídicos sensacionalistas pasando por argumentos centrales que termina siendo gracioso, hasta que caés en la cuenta que aunque pocos realmente lean el libro el hecho de que exista como referencia para aquellxs que emocionalmente están más cerca de posturas conservadoras, es validación suficiente para sus pensamientos-prejuicios.

Posverdad, baby.

La “ideología de género”, ese catchall que combina las dos cosas que más odian los conservadores, surgió en los 90 en las inmediaciones del Vaticano en respuesta al reconocimiento de derechos sexuales y reproductivos por organismos internacionales. Aceptar que es digno abortar, reconocer que es inadmisible sufrir violencia de género, contemplar la brecha en escolarización y admitir las desigualdades existentes entre los géneros fue considerado  una amenaza para la “familia tradicional” y la iglesia católica. Esa respuesta, hoy en día, es un movimiento conservador transnacional dedicada a prevenir y deshacer los avances de los feminismos y las disidencias. Tal es así, que como no quiere decir nada “ideología de género”, se puede usar para ocluir derechos en países tan distintos como Colombia y Croacia, ya que se puede reciclar para cualquier contexto espacio-temporal.

La premisa del libro es que la vieja/nueva izquierda está ideologizada como si ellos no lo estuvieran y que la ideología de esta nueva/vieja izquierda distorsiona la realidad como si la de ellos fuera un reflejo de la misma.

Para esto se toman como 15 páginas, y la realidad es que acá se podría dejar de leer directamente, pero insisto.

La ampliación de derechos LGTBIQ y los reclamos de comunidades campesinos, movimientos ecologistas, todo aquél que esté en contra del capitalismo, es todo de muy de izquierda, muy politizado, y por lo tanto está mal porque algunos de los activistas y  teóricxs de las disidencias hablan de posporno y juegos anales. Literalmente esa es la argumentación que lleva adelante Laje, con un lenguaje muy picante y sensacionalista. Como la lucha de clases ha muerto, según L&M, lo que queda ahora es la “batalla cultural”, principalmente porque les sirve confundir dos dimensiones de la pelea completamente desigual entre explotadxs y explotadores porque son liberales.

Sobre la violencia de género, Laje le habla casi exclusivamente a su público al repetir cosas cómo “mueren más hombres que mujeres en la Argentina”, cosa que es obvio, Agustín, porque los chabones se mueren por ajustes de cuentas, en tiroteos vinculados con narcotráfico, por correr de la gendarmería en fríos ríos del sur y un largo etcétera que no tienen nada que ver con que sus parejas los asesinen. Todas las estadísticas y cifras que cita par hablar de maltrato hacia los hombres, además, son de un libro llamado “Hombres víctimas y mujeres agresoras, la cara oculta de la violencia entre los sexos“. Listo.

Aún así, lo de Márquez es casi ilegible, ya que tira bestialidades como que la pija y la concha son complementarias porque es “una determinación de la naturaleza” ya que el objetivo de toda relación sexual es la expansión (sic) de la humanidad y ahora muero por encontrar alguna persona con la cuál Márquez haya mantenido sexo anal. Odia a los putos y se nota, crea constantemente relaciones entre la homosexualidad y el VIH/ SIDA -cuando todxs sabemos que el contagio tiene que ver con la forma en que es practicada la sexualidad (responsblemente o no) no con la orientación sexual en sí- y tiene el descaro de afirmar que las lesbianas, gays, bisexuales y trans tienen mayores enfermedades mentales y tendencia a conductas nocivas sin conectar ese hecho con la realidad de que sufren discriminación, persecución y burla. Ni hablar de que les dejó servidos a los antiderechos argumentos amarillistas contra el aborto, como la clásica “Planned Parenthood trafica órganos de bebes“.  Obviamente, los derechos adquiridos durante el kirchnerismo le dan pavor y critica al matrimonio igualitario en tanto amontamientos antinaturales, porque obvio que el único matrimonio es el natural entre hombre y mujer porque el fin último es la reproducción.

Es decir, la humanidad está reducida a especímenes biológicos, silvestres, cuasi animales y todo lo que se aparte de esa psuedo existencia es anormal, enfermo, desviado. ¿Cómo es posible que en 2018 este libro circule? ¿Podemos endosarlo a ignorancia calculada? ¿De dónde viene esta reacción conservadora y contraria que busca ir por todo?

Nos estamos haciendo las preguntas equivocadas, quizá. Es posible que las respuestas estén más alineadas con lo que esbozaba Rita Segato hace dos años en La guerra contra las mujeres: “(…) si bien el multiculturalismo no erosionó las bases de la acumulación capitalista, sí amenazó con corroer el fundamento de las relaciones de género, y nuestros antagonistas de proyecto histórico descubrieron, inclusive antes que muchos de nosotros, que el pilar, cimiento y pedagogía de todo poder (…) es el patriarcado”.

 

 

 

 

 

 

 

2 replies to “LEYENDO EL LIBRO NEGRO DEL ODIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star