ENAMORADA DE ROMPER LA CUARTA PARED

Una de las mejores series que vi el año pasado es la aclamada Fleabag. ¿Por qué convoca tanto este personaje que se denominó “cachivache”? PORQUE TODAS ESTUVIMOS AHÍ.

Full ventilación de vida privada: hace dos semanas mi analista me dice que si me estoy juntando o vinculando con tanto cachivache, lo más probable es que esté modo cachiva. Venía pensando en escribir sobre esta serie británica de dos temporadas, tan imposiblemente british pero tan increíblemente universal, escrita, dirigida y protagonizada por la inefable Phoebe Waller-Bridge y cómo carajo se traducía Fleabag  y ahí llegó. Porque estoy un poquito ahí, amigxs, como todas las trientiañeras que conozco. Por suerte.

Porque vengo a hipotetizar: así como Girls fue la serie de la temprana adultez o el comienzo de ella, en Fleabag estamos tan ahí, todo es tan raro, la gente se muere, todo es una mierda y una está caliente absolutamente todo el tiempo.

O al menos así conocemos al personaje principal, de novia con un salame; con una madre muerta hace un tiempo, un padre vuelto a juntar con la madrina de ellas; una hermana, un personaje de lxs pocxs que tienen nombre, Claire; una mejor amiga muerta, Boo Boo; un cuñado alcohólico y pesado (como todos); un café en problemas financieros y un secreto horrible. Está enamorada de romper la cuarta pared, narrándonos hechos como si estuviera disociada, haciéndonos chistes, queriendo caernos bien. Porque no le cae bien a nadie, roba en repetidos momentos una estatuilla hecho por la madrina, la inmensa Olivia Colman, de la casa del padre, el cuñado se le tira encima y cuando le cuenta a la hermana se va todo a la mierda, no la pega románticamente con nadie y al final de la primera serie se nos revela qué exactamente nos ha estado escondiendo, a nosotrxs, lxs que miramos entre risa y cringe todas sus locuras.

En la segunda serie, ella está radiante hasta que se le presenta un cura, sí, un cura, que es hermoso. Padre y Madrina se casan y el enamoramiento del personaje principal hacia un hombre de la iglesia es el motor del plot. “Cuando encontré que podía usar el recurso de que ella hablara a cámara de otra manera, (spoiler: y que él sea el único que se da cuenta), me pareció que tenía sentido seguir la serie. Sí no le encuentro otra vuelta, no creo que haya tercera serie”, dijo PWB en una entrevista de un talk show yanqui, simultáneamente rompiéndonos el corazón e inflándolo de orgullo de su dignidad estética y creativa. Es que realmente, la segunda serie es sobre amor, el amor romántico que le fue negado por su cachivachez pero ya no. Quizá lo que de miedito de estar temporada es que quizá termine siendo lo que la completaría pero el otro elige a Dios. Ponele.

Veamosla y charlemos todas, por fa.

2 replies to “ENAMORADA DE ROMPER LA CUARTA PARED

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star