MARÍA O LA FARSA DE LA VIRGINIDAD

En el mes que celebramos oficialmente que a la Virgen María se la haya cogido una paloma y el nacimiento de ese niñe, ¿porque no terminamos de enterrar este mito tan perjudicial para nosotrxs?

En nuestro país, el 8 de diciembre, la Inmaculada Concepción de María (así, todo con mayúsculas), es feriado inamovible como dicta la ley 27.399 de Feriados y Fines de Semana Largos. Es un feriado netamente católico, el antepenúltimo en el año ya que el siguiente y último, es Navidad y toma como antecedente la declaración del Papa de 1854 (!) de que María es la madre de cristo.

La cuestión es que María supuestamente está libre de todo pecado original (n. de r.: mancha consecuencia de la desobidiencia de Eva y Adán) y esto es importante para el catolicismo -y cada vez más para nuestro país- porque las mujeres del mundo tienen un compás moral situado entre las piernas.

La virginidad ha fascinados a los hombres desde el comienzo de los tiempos, con extraña fijación sobre la pureza,  que únicamente sirve como vara ridícula de moral y buenas costumbres (sic). Ya hemos mencionado en 11 MENTIRAS QUE DEBEMOS DEJAR DE PROPAGAR SOBRE EL SEXO, que la virginidad es un concepto inventado por el status quo para legitimar la vergüenza y el escarnio social pero es un buen ejercicio preguntarse exactamente ¿por qué le decimos la primera vez? ¿La primera vez de qué? La mayor parte de las experiencias sexuales de mis amigas no fueron específicamente pija en concha, y las más importantes o las más socializadas en la adolescencia tuvieron más que ver con alguna forma de masturbación o sexo oral. ¿Nos van a decir que esas experiencias no cuentan?

¿Cuál es el diferencial de la primera penetración? ¿Debemos tomar el sangrado del himen, ese tejido mentiroso que a veces está, a veces no está y a veces te lo rompen con los dedos en el baño de una Shell, como prueba de pureza?

“Perder” la viriginidad como si fuera algo que te desprecia o te quita valor no suele ser la primera experiencia sexual sino la que vale para la heteronorma. Y convengamos que es un concepto tan útil y fantasioso que Wanda Nara se lo puede calzar por unas semanas …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star